Escándalo con fotos “hot” de agentes penitenciarias

Un ex esposo despechado subió las imágenes a Internet. Por el hecho, fueron removidas de sus tareas la entonces directora, jefa de Guardia y otra oficial a cargo del penal, en tanto que también se las responsabilizó del grueso error a cinco suboficiales.

Las autoridades del Servicio Penitenciario provincial están esperando que concluyan los sumarios a las guardiacárceles acusadas de situaciones irregulares y conductas inapropiadas al momento de producirse la fuga de una interna de la unidad penal Nº 6 de mujeres y por el episodio donde penitenciarias se sacaron fotos hot dentro del penal.


Los dos sumarios no han terminado, porque la ley indica que si entre las acusadas hay trabajadoras públicas (penitenciarias) embarazadas, las mismas deben ser convocadas a declarar y a ejercer su derecho de defensa una vez que haya superado el período de gestación y parto.   

El 14 de julio de 2010 la interna Norma Bonazolla, que se encontraba detenida acusada de asesinar a una contadora de la ciudad de Gualeguay, logró fugarse en la madrugada frente a la inacción del personal penitenciario, que en una primera instancia no se dio cuenta del incidente. 

Por ello fueron removidas de sus tareas la entonces directora, jefa de Guardia y otra oficial a cargo del penal, en tanto que también se las responsabilizó del grueso error a cinco suboficiales.   

No estaban calmados los ánimos dentro de la cárcel de Mujeres de Paraná, cuando pocos meses más tarde y a través de Internet aparecieron fotos de un par de guardiacárceles en ropa interior y manteniendo poses comprometedoras.   

El hecho fue considerado grave porque se produjo a meses de la fuga, dentro de un pabellón en la fiesta de cumpleaños de una penitenciaria. Las fotos se difundieron porque el esposo de una de las acusadas, al romper la relación matrimonial, también la ridiculizó enviando el material fotográfico a todo el mundo.   

En esa situación fueron comprometidas, porque aparecían en las fotos, siete suboficiales, pero también quedaron envueltas en la investigación interna ordenada de modo profundo por el director del Servicio Penitenciario, Horacio Pascual, tres oficiales a cargo del penal.

UNO consultó ayer a los responsables de los sumarios, abogados de la Fiscalía de Estado y a las autoridades del Servicio Penitenciario, quienes comunicaron que las investigaciones aún no han concluido porque en las dos causas hay dos mujeres guardiacárceles que hace pocas semanas fueron madres.

Las mismas, a poco de producirse los incidentes y conociendo que debían prestar declaración en los sumarios, presentaron certificados médicos donde hacían saber de su estado avanzado de gravidez. Tal como marca la actual legislación, no pueden ser sometidas a estos sumarios, los que podrán avanzar una vez que hayan dado a luz.

Se conoció que esta semana se notificó que las madres parturientas ya estarían en condiciones de ser citadas en un tiempo prudencial y de esa manera tener los descargos de todas las acusadas.

Sanciones en la mira

Recién una vez que se completen las testimoniales se podrán analizar las sanciones que se podrían llegar a imponer. En un principio se habló de hasta la exoneración de las acusadas, que podrían ser expulsadas del organismo. Sin embargo con el paso del tiempo hubo replanteos, pedidos de disculpas y aceptación de las situaciones desafortunadas que llevarían a las autoridades del Servicio Penitenciario a disponer sanciones más leves, sin llegar a despidos justificados.

En esa línea no se descarta que a las siete suboficiales que participaron de la fiesta hot dentro de la cárcel de mujeres se les pueda aplicar cerca de 20 días de arresto administrativo que les provocaría como mínimo no tener la posibilidad de ascensos durante dos años.

También forma parte de las posibilidades que a las tres oficiales y cinco suboficiales que tenían a su cargo el control del penal la noche que se escapó Bonazolla –y que dicho sea de paso, nada se sabe de su paradero en el Paraguay- también se les imponga la sanción de suspensión sin goce de una parte de los haberes.

Ocurrido los dos sucesos, las acusadas fueron apartadas de sus funciones, en tanto que las jefas y oficiales con jerarquía fueron desplazadas. Con el paso del tiempo todas fueron reingresando a distintos sectores con otras responsabilidades y funciones hasta tanto se definan los sumarios y las sanciones.

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de www.elrecado.net. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.


Código de seguridad
Refescar

open 1.jpg


sepelios.jpg

logopunto.jpg